El mapeo de talento está adquiriendo más relevancia, ya que es una herramienta de planificación estratégica de las necesidades del personal en una organización.

Por Martha Novelo Mascarúa

Sin duda nos enfrentamos a cambios significativos en el entorno laboral y empresarial. Las compañías han detectado la necesidad de no solo “contratar empleados” sino buscar la forma de atraer, retener y desarrollar al talento humano idóneo para mantenerse competitivos en un mundo, donde las reglas del juego están en constante cambio. Por el otro lado, la tendencia actual es que las personas que deciden trabajar para una empresa, les interesa no solo la remuneración económica, sino desarrollar su potencial laboral y personal, por lo que buscan una organización que se los permita.

Cuando las necesidades, intereses y expectativas de las empresas y su talento humano empatan, los resultados son provechosos para ambas partes. Los empresarios y líderes de una organización necesitan conocer realmente a los integrantes de sus equipos para poder ayudarlos a rendir al máximo de su potencial y ubicarlos en los puestos más adecuados a sus competencias y características particulares.

Cuando las empresas se acercan a firmas de evaluación de talento como nosotros, buscando mejorar el rendimiento de su personal, lo primero que quieren saber es ¿con quién cuentan? Además de identificar el potencial para poderlo desarrollar para responder a las exigencias y demandas del entorno del negocio.

Para lograrlo se puede recurrir al mapeo de talento, que es una herramienta de gestión y planificación estratégica de las necesidades de talento de una organización. Gracias a ella, el profesional consigue estar atento y preparado para aprovechar las oportunidades que le ofrece el mercado y a la organización le ayuda a ubicar y catalogar al talento de acuerdo con sus habilidades o conocimientos.El mapeo de talento es importe cuando:

  • Es necesario responder a los cambios constantes y vertiginosos para permanecer en el mercado y seguir siendo competitivos.
  • Cuando hay nuevos objetivos de negocio
  • Cuando hay fusión de empresas.
  • Para responder a los nuevos retos
  • Para incrementar la productividad

¿Cómo debe desarrollarse el mapeo de talento?
En una primera instancia a nivel interno, observando cómo va trabajando la gente. Los líderes de las distintas áreas pueden ir detectando quienes están interesados en un cambio, o quienes por sus resultados y rendimiento pueden ser buenos candidatos para cubrir puestos clave en la empresa en un futuro. Después de manera más especializada se puede recurrir a profesionales dentro de la empresa o de forma externa para para evaluar conocimientos, habilidades, competencias, intereses y expectativas con las distintas herramientas que existen como pruebas psicométricas, entrevistas, Assessment Center, etcétera.

Cada empresa necesita un tipo de talento diferente, por ello hay que saber identificar los roles críticos dentro de la empresa y así ir evaluando las competencias. También hay que entender que muchos profesionales desarrollan mejor sus “talentos” en unas organizaciones que, en otras, en función de su compromiso con ellas. Por esto el mapeo de talento debe ir acompañado de un seguimiento y plan de capacitación y desarrollo del talento para realmente concretar el crecimiento del personal dentro de la organización.

Las empresas deben tener muy claro que si quieren lograr que el profesional que han captado y contratado no se vaya a la competencia o a otra organización si ésta le hace una oferta mejor, solo se consigue cuidando a la persona.

Add Comment